OBSERVAR LA NATURALEZA EN LA MARISMA DE BLONVILLE-VILLERS

Situada entre Villers-sur-mer y Blonville-sur-mer, esta marisma de 120 hectáreas se constituye de praderas húmedas, de canales y de zanjas es de gran riqueza ecológica. A pesar de su proximidad con el mar, se trata de un pantano de aguas dulces alimentado por unas corrientes de aguas provenientes de las laderas de los alrededores.

© Ph. J. Thieser
© Pixabay

La marisma es un lugar ahora fácilmente accesible. Antes de la Edad Media, este lugar era un gran cañaveral de agua dulce protegido del mar por una franja de dunas. Luego, se han excavado canales para drenar el agua. Las parcelas que se obtienen fueron utilizadas para cultivar fruta y verdura, cereales y sobre todo para el pasto. Estas actividades favorecieron el desarrollo de un lugar de gran riqueza ecológica. Hoy en día, esta área es clasificado "Zone Naturelle d’Intérêt Faunistique et Floristique".
Estas marismas, un espacio natural sensible, son parcialmente protegidas (acerca de 40 hectáreas) por el Conservatoire du littoral y tienen una fauna y flora diversificadas. En las praderas se encuentran plantas hidrófilas (adaptadas al medio acuático), por ejemplo carrizos, juncos y carices. Este medio proporciona abrigo, alimento y descanso a más de 150 especies de pájaros, residentes permanentes o de paso hacia su sitio de reproducción (en primavera) o de invernación (en otoño). ¡La copa de dos álamos fue ajustada para permitir a las cigüeñas instalarse y anidar! Se observan también especies de anfibios y reptiles protegidos a nivel nacional.

Visitas y paseos por la naturaleza inDeauville

Agenda

DESCUBRIR LAS DIFERENTES ESPECIES ANIMALES Y FLORALES


Este lugar fue dotado de áreas de juego, bancos, canchas de petanca y un servicio de alquiler de bicicletas. Acerca de 5 km de sendas acogen los a quienes les gusta pasear y montar a caballo.

UNA MARISMA QUE VIVE DURANTE TODAS LAS ESTACIONES

El pastoreo y la siega
Las prácticas agricolas que se realizan en el pantano forman parte de su diversidad. El pastoreo permite el paso de vacas para mantener bajos niveles de vegetación favorables para muchas aves. Al caminar en áreas húmedas, el ganado abre el suelo con sus pesuñas y desentierra insectos que pueden ser comidos por las aves. Del mismo modo, el estiércol es un manjar para otros insectos. En invierno, las vacas regresan al establo. El pantano se inunda a menudo y la hierba ya no crece. Las vacas, sin embargo, continúan alimentándose de la hierba del pantano gracias al heno cosechado durante el verano. La siega se realiza a partir de julio para permitir que las aves aniden.

Las 3 funciones de un humedal.
- hidrológica > Los humedales contribuyen a la mejora de la calidad del agua: tienen un poder de purificación y actúan como un filtro físico (promueven la deposición de sedimentos, incluida la captura de elementos tóxicos como los metales) y biológico. También regulan los regímenes hidrológicos: como las esponjas, "absorben" momentáneamente el exceso de agua de lluvia y la restablecen gradualmente, durante los períodos de sequía, al entorno natural (ríos y ríos río abajo). Reducen la intensidad de las inundaciones y suportan los caudales de los ríos.
- biológica> Los humedales constituyen un fabuloso reservorio de biodiversidad, ofreciendo a las especies animales y vegetales las funciones esenciales para la vida de los organismos: alimentos (concentración de nutrientes); reproducción a través de variados recursos alimentarios y diversidad de hábitats; refugio y descanso especialmente para peces y aves.
- climática > Los humedales contribuyen a la regulación de los microclimas: la precipitación y la temperatura atmosférica pueden verse influidas localmente por los fenómenos de intensa evaporación del agua a través de la tierra y la vegetación que caracterizan a los humedales.

 

Fuente: Ministère de l’écologie, du développement durable et de l’énergie.

El Paléospace organiza visitas sensoriales para descubrir las marismas, las excursiones en la naturaleza y los paseos ornitológicos Más información sobre el Paléospace