French Dutch Inglés Alemán Español

Menú

Claude nori

Fotógrafo invitado al festival Planche (s) Contact en 2017

© Claude NORI
© Claude NORI

Deauville, Dolce Vita

Nacido en 1949 en Toulouse de padres emigrantes italianos, Claude nori comprende desde 1968 las potencialidades expresivas del fotógrafo, aunque estaba destinado al cine. En 1974, fundó Contrejour, con Bernard Plossu y un grupo de agitadores, fotógrafos y críticos. Al mismo tiempo, periódico, editorial y galería en Montparnasse, Contrejour rápidamente se convierte en el lugar para conocer y difundir la nueva fotografía. Claude Nori más tarde crea la revista. Camera International, los cuadernos de fotografía y publica casi 140 obras sobre los principales fotógrafos franceses.
En 1999, con su esposa Isabelle Nori, se mudó a Biarritz donde fundaron el festival Terre d'Images.
Es autor de varios libros sobre Italia, adolescencia, pueblos costeros ( Un verano italiano, La geometría del coqueteo, Stromboli, Un fotógrafo amoroso ...), obras que experimenta como territorios creativos desde su primer libro Gafas publicado en 1975 y prologado por Agnès Varda.
Últimas exposiciones: Photomed Festival (Sanar), Château d'Eau (Toulouse, 2011), Valid Foto Gallery (Barcelona), Rencontres d'Arles (2011), European House of Photography (París, 2011), Polka Gallery (París, 2015, 2016).

Claude Nori sobre su exposición Deauville, Dolce Vita :
"Las ciudades costeras se parecen y son todas diferentes. Dejamos nuestros problemas allí, respiramos mejor, contemplamos el atardecer, la mujer que amamos de pie en el mar o en el océano al anochecer.
Nos tiramos al agua, nos pegamos sal en la piel, nadamos, nos secamos al sol, la lluvia nos sorprende, sonreímos, estamos solos, felices, tristes, vamos a tomar algo, tal vez Incluso siendo dos en los salones de un Grand Hotel, los osos pasan, perezoso dolce.
Y luego la felicidad pasa en una bicicleta, tan simple, conmovedora, cabello rubio, una trenza, una sonrisa, una simple mirada profunda, queremos dejar todo, comenzar una nueva vida, hacer cine.

Deauville, imágenes inolvidables, Anouk y Jean-Louis, y quizás también Marcello y Anita porque la Dolce Vita también está escondida donde menos lo esperas, entre el sueño y la realidad en las tablas húmedas de Una noche de verano. Es tan fuerte y tan difícil fotografiar una felicidad que pasa y huye demasiado rápido, amantes que se besan torpemente, Coline, Sarah, Isabelle, Marie que toman la luz. Dolce Vita ya se nos está escapando de las manos, pero quedan unos pocos granos de fotografía pegados a nuestros dedos."